Uno de los lugares que quizás no conozcas de España pero que sin duda te dejará feliz por haberlo conocido es el pueblo de La Alberca, un lugar poco conocido pero con un ambiente que bien parece como si hubieras ido a la época medieval y estuvieras en una zona donde no existieran las nuevas tecnologías, ni los coches, solo la naturaleza y tú. Pues bien, eso es lo que sucede en este lugar, conocido quizás por uno de los hoteles más llamativos que encuentras, La Abadía de los Templarios, con spa y todo, un lugar que te dejará encantado.

El pueblo de La Alberca

El pueblo de La Alberca es bastante antiguo pues allí se pueden encontrar algunas pinturas rupestres del neolítico. En la Edad Media también estuvo presente, sobre los siglos XII y XIII cuando el Rey Alfonso IX decidió repoblar el lugar, la mayoría de las personas de origen francés. De ahí es de donde viene la llamada Sierra de Francia.

Fue en esta época, a final de la Edad Media, con el descubrimiento de la Virgen de la Peña de Francia (allá por el año 1434) que se convirtió el lugar, y el santuario que se construyó, en un lugar de peregrinación. Por si no la conoces, la Virgen de la Peña de Francia es una Virgen Negra (citada por algunos autores).

Con todo esto, es normal que el pueblo, junto con Las Batuecas (donde encuentras las pinturas rupestres) y la Peña de Francia, es un lugar lleno de historias y mitos.

Curiosidades de La Alberca

Como pueblo que es, es normal y lógico pensar que el pueblo de la Alberca guarda muchas historias y curiosidades. Una de ellas, que seguro te lanzas a sus calles a buscarlo, es el cerdo que vive por allí y que todos cuidan en conjunto. Es un cerdito que va por el pueblo paseándose y se acerca a los turistas.

Lo malo es que dicen que tiene malas pulgas y que normalmente cuando te acercas hay que tener cuidado porque suele morder. Pero si no le tienes miedo no creo que te haga daño. Por si acaso, lleva algo de comida para que te deje en paz y te muerda más la comida que tu ropa o una parte de ti.

Otra curiosidad que hay es la de una mujer que va haciendo sonar una campana avisando de la muerte y a rezar por los fallecidos. No estoy segura de si ya lo hacen pero años atrás así ocurría. Las mujeres solían turnarse para no cansarse porque debían ir por todas las calles del pueblo con la campana y llamando la atención. Para los turistas esto llamaba mucho la atención, pero hay algunos que lo llaman pájaro de mal agüero.

Otra de las tradiciones es la que ocurre el día de todos los santos cuando en el pueblo no se duerme porque el reloj de la torre suena cada hora para poder rezar una oración por los fallecidos. En ese día se dedican a coger las castañas y ponerlas en la lumbre con bailes y músicas de gaitas y tamboriles. Es llamada el Magosto.


Si te interesa conocer más sobre España entonces te recomendamos que les eches un vistazo a otros de nuestros artículos como por ejemplo:

La Alhambra: restaurado el Patio de los Leones, reabre al público

España es destino interesante en verano

Coruña, Murcia y Pontevedra tienen las casas de vacaciones más baratas

Lagunas de Ruidera, un oasis en La Mancha

Los restaurantes de Bilbao venderán agua de grifo a 1 euro, en acción solidaria

Imágenes: La Alberca

Etiquetas: ,