Mi última parada aventurera la hice en Toledo, ciudad de capa y espada y una atmósfera que nos hace sumergirnos en el ambiente más medieval, apenas a 85 kilómetros de Madrid (ver hoteles en Madrid). Desde lejos puedo ver su paisaje , una mezcla de culturas que ha crecido a la vera el río tajo incrementando su fama por esa gran fabrica de armas que ha abastecido a grandes señores de la guerra con sus aceros, pero no nos engañemos , Toledo tiene algo mas que sus espadas artesanales y es que representa efectivamente como dije al principio un ejemplo medieval.

toledo.jpg

Testigo de esto es el alcazar de Toledo, brillante fortificación sobre rocas ubicada en la parte mas alta de la ciudad, que sirvió tanto para batallas medievales como para las mas modernas como es el caso de el asedio del alcazar que es una batalla muy simbólica que ocurrió en los comienzos de la guerra civil española lugar también que convirtieron los monarcas españoles en lugar de residencia después de la reconquista de Toledo contra los musulmanes. Pero hay mas señas de la gran cultura que posee Toledo en sus calles , solamente tenemos que seguir nuestra visita por el barrio de la judería , lugar en el que como su nombre indica convivían judíos diariamente , también podemos visitar las casa de machado o la de el greco , artistas que pasaron parte de sus vidas en esta ciudad, todo este conjunto de sensaciones hizo que me planteara paseando por Toledo si realmente hice un viaje al pasado y lo que es mas importante , me desvanecí no solo en el tiempo si no en su espacio, para terminar y para añadir a mi relato sobre mi visita a esta ciudad haré mención a su gastronomía , comidas ambientadas como el propio lugar.

Toledo ofrece típicas comidas que no tienen que envidiar a festines de grandes monarcas de la época, platos típicos son el cordero asado o la perdiz con pochas(típicas alubias ) ricos manjares para nuestro paladar, pero lo que mas pude divisar aparte de en mi barriga esos días y en los escaparates de sus callejuelas y calles principales es sin duda el mazapán , dulce que aparte de utilizar para hacer verdaderas obras de arte de exhibición en los escaparates de las pastelerías hace que el que vaya a Toledo aparte de traerse un queso manchego se traiga un par de kilos de recuerdo.

Más información: Pueblos de Toledo | Restaurantes en Toledo

Etiquetas: , , , , , ,