En 1560, Felipe II tomó la gran decisión de transferir la capital de España al sur de los montes, fijándola en Madrid, ciudad que se estableció sobre un pequeño poblado próximo a Alcalá de Henares, cuya historia es vaga y confusa hasta que fue declarada capital de España. Su posición geográfica y el excelente clima fueron motivos para que Felipe II hiciera corte. Su desarrollo ha sido lento hasta el siglo pasado: el Madrid de hoy se ha formado en el siglo XX, pero es después de la Guerra Civil cuando el núcleo antiguo se redeó de un cinturón de barrios residenciales con grandes arterias y avenidas.

Hasta 1802, Madrid estuvo dividido en ocho “cuarteles” y estos, en 62 barrios, cuya personalidad se comunicaba, de alguna manera, a sus habitantes. “Lo madrileño” ha desaparecido con las nuevas barriadas, que en todo caso han dado a la ciudad una personalidad ajena. la interrumpida ampliación de los arrabales y su conversión en zonas urbanas de importancia han duplicado la población, que ha crecido enormemente con la anexión de pueblos próximos como los Carabancheles, Chamartín, Vallecas, Canillejas, Vicálvcaro, El Pardo, etc.

La política urbanística no ha existido casi nunca, y cuando lo ha hecho ha sido contradictoria consigo misma. Ahora es imposible reseñar siquiera las zonas de la ciudad, donde alternan casas burguesas decimonónicas, palacetes al gusto francés, jardines italianos y colmenas y rascacielos tipo Manhattan. Al  mismo tiempo, el centro de la capital se ha trasladado hacia el Norte. Por la Cibeles pasa hoy la arteria central de la población: paseos del Prado, Calvo Sotelo, Recoletos, La Castellana y la avenida del Generalísimo.

Si quieres viajar hasta Madrid, recuerda que también cuenta con su aspecto rural, en el que poder realizar una estupenda escapada rural, o incluso optar -por ejemplo- por una maravillosa escapada romántica.

Información: Enciclopedia Atlas

Imagen: madrid, felipe

Etiquetas: , , , , , ,