Los viajeros que llegan a España interesados por su patrimonio arqueológico  no tienen manera de salir defraudados ya que diseminados por todo el territorio del país se encuentran innumerables restos de gran valor.

Así, a tan solo 104 kilómetros de Madrid, en la provincia de Cuenca, encontramos el Parque Arqueológico de Segóbriga que alberga una de las ciudades romanas de la Meseta, mejor conservada y monumental del Imperio Romano.

Emplazada en un bello paraje de Castilla-La Mancha sobre un alto cerro de 857 metros de altura, está protegida al sur por un foso natural del río Gigüela. Característica población fortificada de la Edad de Hierro, la ciudad se encuentra en un importante punto estratégico de la meseta oriental por cuanto domina las vías de comunicación que desde la antigüedad pasan por sus alrededores.

Impulsada por el emperador Augusto, las investigaciones demuestran que el lugar ya había sido habitado por culturas prerromanas, tal como demuestran los yacimientos próximos atribuidos a los celtas, romanizados con posterioridad.

La ciudad, amurallada en su perímetro, tenía tres grandes puertas: la puerta norte, una  puerta al oriente flanqueada por una gran torre octogonal y una tercera hacia el occidente.

A ambos lados de la puerta principal, y destinados a las grandes fiestas y actos colectivos, se construyó un teatro y anfiteatro. Sobre el teatro, se edificó un gimnasio con su piscina comunicado con unas termas, cuya fachada daba hacia la puerta principal.

El foro se encontraba nada más al atravesar la puerta principal y estaba formado por una gran plaza enlosada, rodeada de pórticos y monumentos urbanos más significativos.

El templo dedicado al culto imperial se alzaba frente al foro y tras él, la siguiente manzana  fue ocupada por unas monumentales termas. La parte más alta debió ser la acrópolis o ciudadela de la ciudad.

Todas estas construcciones responden a un proyecto urbanístico que es posible observar perfectamente en virtud a su estado de conservación.

Recuerda que también puedes disfrutar de las mejores vacaciones escogiendo entre las mejores ofertas de esquí en Andorra, o bien esquí en Astún, ahora que aún estamos en invierno.

Imperdible.

Foto: Cerebro en sombra

Etiquetas: