Todos los padres y madres saben que hasta la tarea más sencilla se complica cuando sus retoños andan cerca. Si queremos que nuestro idílico viaje no se convierta en una pesadilla, debemos hacer uso de nuestra capacidad de organización, así como de nuestra creatividad e imaginación.

viajar-en-avion-con-niñosPara los primerizos, aquí tenéis unos trucos que deberían facilitaros la experiencia:

Elegid bien el vuelo

Antes de elegir vuestro vuelo conviene averiguar las normas internas de cada aerolínea, como por ejemplo, hasta qué edad viajan los bebes en el regazo de sus padres, si estos viajan gratuitamente o si hay que pagar un porcentaje del billete, y cuantos bebés por adulto están permitidos. Hasta compañías low cost como Condor tienen diferentes precios para niños y bebés.

Empaquetad con criterio

Sobra decir que hay que empaquetar toda la documentación necesaria en un lugar de fácil acceso.

hacer-bien-una-maletaReflexionad sobre qué juguetes os convienen… Los que distraigan durante más rato a las fieras, que no hagan ruido y que no tengan demasiadas piezas que esparcir por el pasillo del avión. Una manera extra de ganar tiempo es envolverlos con papel de regalo o periódico… añade un poco de emoción al viejo juguete, y el peque estará entretenido otro buen rato batallando con los envoltorios.

También conviene elegir cuidadosamente los tentempiés que os lleváis… Evitad los que contengan altas cantidades de azúcar para evitar un exceso de energía durante el vuelo. Aquí también hay que ser creativo y llevarse los que vayan a entretenerlos más tiempo…

Id con tiempo

llegar-antes-al-aeropuertoSe acabaron los días de apurar al máximo el tiempo y acabar haciendo un sprint hacia la puerta de embarque. Si pasar los controles de seguridad es un trámite lento y pesado de por sí, imaginaros si arrastráis a un par de pequeños y a sus enseres en el proceso. Para evitar pasar un mal rato, pensad cuanto tiempo necesitaríais y multiplicadlo por tantas veces como niños viajen contigo.

Añadid algo más de tiempo para que los pequeños puedan estirar las piernas antes de embarcar, lo agradeceréis durante el vuelo. También es el momento ideal para cambiar pañales en caso de que los haya, hacer una visita al lavabo, etc.

Podéis consultar la disponibilidad de áreas de juegos en el aeropuerto en la página web de Aena. Es una buena manera de hacer más llevadera la espera y cansar a los pequeños antes de subir al avión.

Una vez en el avión

Lo habéis conseguido, ya estáis instalados.  Ahora administrad vuestros recursos con cuidado… No saquéis todos los juguetes a la vez, id sacándolos a medida que el anterior vaya perdiendo interés. Sed creativos a la hora de entretenerlos y, sobretodo, conservad la calma, tarde o temprano se dormirán.

Etiquetas: , , ,