¿Cuál es el mejor sitio para descansar? ¿Un lugar muy solicitado, con playa, tomando el sol con una bebida en la mano, o un sitio mucho más tranquilo, rodeado de la naturaleza y apenas gente? Bueno, eso depende de los gustos, así que hoy vamos a decantarnos por una alternativa: esos pequeños pueblos cuyo gran atractivo turístico no son sólo los monumentos y ruinas antiguas, sino también el descanso y la desconexión de la gran ciudad. Y si deseas optar por otros lugares magníficos de España, puedes optar por los vuelos Granada reserva online, o incluso si quieres disfrutar del mejor sol y playa, por los vuelos Fuerteventura online.

Hoy vamos a hablar de Peñaranda de Duero, una localidad de Castilla y León que, a pesar de ser conocida, no suele ser muy frecuentada por los turistas extranjeros, ya que estos prefieren grandes ciudades y destinos, como Madrid o Barcelona. Este lugar, en cambio, sí que suele ser visitado por turistas nacionales, que buscan cambiar de aires, cambiar de provincia y descubrir los tesoros de la naturaleza y de la historia que hay ocultos en la región. Así que si quieres saber más, sigue leyendo, que este es tu artículo.

Naturaleza y monumentos históricos

Peñaranda de Duero es una localidad bastante pequeña. Tiene alrededor de 65 kilómetros cuadrados y básicamente es una población rural. Pero esto no quiere decir que no tenga puntos de interés turístico, sino todo lo contrario. Todo lo que tienen, o la mayoría de los atractivos de la zona son herencia de la historia que albergó esta región, y está conservado de una manera muy cuidadosa, permitiendo a los turistas experimentar un poco todo lo que se vivió ahí hace siglos.

De lo que no te podrás quejar en este lugar es del ruido. Es una población pequeña, de poco más de quinientos habitantes, por lo que la mayor algarabía que se suele escuchar estará en los días de mercado, o en aquellos días que hay partido de fútbol y se suelen reunir en el bar del pueblo a verlo. Así que no te preocupes por el descanso, porque aquí te lo aseguran.

Hay, además, varios monumentos que puedes visitar. En primer lugar y el más famoso, el Castillo de Peñaranda de Duero. Tiene forma de caserío, pero en la antigüedad era una fortaleza para protegerse de los asaltantes. Data, más o menos, del siglos XV, pero se cree que se construyó sobre otra edificación mucho más primitiva, ya que hay elementos de lo más antiguos, y que no tienen una función muy clara. Perteneció siglos más tarde al Conde de Miranda, aunque no lo habitó durante mucho tiempo, y lo utilizó como almacén de su armamento. Sin embargo, se mantuvo en buenas condiciones hasta nuestros días, que es considerado como uno de los castillos más impresionantes de Burgos. Actualmente, se puede visitar, incluso el interior, y suelen hacer un recorrido para los visitantes, de lo más interesante, ya que te muestran los diferentes usos de cada sala, e incluso del sótano, que podía utilizarse como mazmorra o almacén.

Andar por las calles del pueblo también puede ser una experiencia de lo más cultural, y nada cansada. Sus calles son antiguas, y su arquitectura también es admirable. Y además, en estos paseos, podemos encontrarnos con el famoso Rollo de Peñaranda de Duero, una columna que está situada en el centro de la Plaza Mayor con una decoración exquisita. Además, también en esta ubicación se sitúa el Palacio de los Condes de Miranda, por lo que podemos aprovechar el paseo para admirar este lugar tan lleno de historia. También es conocido como el Palacio de Avellaneda. Su fachada es magnífica, y probablemente nos detendremos a admirar la fuente de la plaza. Y el paisaje no puede ser mejor, ya que de fondo, tenemos el Castillo, una panorámica increíble de un lugar extraordinariamente bello.

¿Quieres conocer más lugares de España? Mira estos artículos:

  • ¿Qué fotografiar en Madrid?
  • Valencia y sus delfines
  • Viajar en moto
  • Las ferias de Madrid
  • Fuente de imágenes: viajespasion, panageos

    Etiquetas: , , ,