Esta ciudad española cuenta entre sus habitantes con 80.000 almas y aunque una poetisa española llegó a calificarla que sólo era su calle mayor e iglesias, es una ciudad que es mucho más. Tiene muchos rincones y lugares que hacen de ella una belleza que merece la pena ser visitada.

viajeaespaña14082008

El Cristo del Otero es uno de las joyas religiosas que atesora la ciudad, se encuentra en las afueras de la ciudad sobre un cerro. Tiene una altura de 20 metros y su observación obnubila. Es el segundo cristo más alto del mundo después del de Río de Janeiro y es obra del escultor palentino Victorio Macho. En un primer momento la efigie iba a estar recubierta de plata, pero la falta de financiación, ya que los fieles sólo aportaron 100.000 pesetas, lo único que consiguió es que la estatua se recubriese de hormigón desde la fecha de su ejecución en 1931. A los pies de la efigie se encuentra la ermita de Santo Toribio que es hasta dónde suben los palentinos en romería desde mediados de abril. El escultor se encuentra enterrado en la ermita y la misma tiene un pequeño museo que está dedicado al artista.

Las piedras de la catedral se ven impregnadas por las corrientes subterráneas del río Carrión y llegan hasta un pozo dónde beben los palestinos el día de San Antolín. La cripta de la catedral fue mandada construir por un rey visigodo. La catedral corresponde al estilo gótico y la llaman “la bella desconocida” debido a que se sabe muy poco de la gran cantidad de obras de arte que alberga: hay obras del Greco, de Berruguete y de Zurbarán. Durante el siglo XX Jerónimo Arroyo, celebérrimo arquitecto de Palencia, hizo una reforma de la fachada en el siglo XX .

Eso sí, ¿deseas disfrutar también de lo mejor de las playas españolas? Si es así, te recomendamos hospedarte en los hoteles en Costa Brava, y disfrutar de lo mejor de la Costa Brava, su costa y sus playas.

Imagen: El viajero

Etiquetas: , , , , , ,