Uno de los elementos más destacados del Museo Arqueológico Nacional ubicado en Madrid, aparte de sus Damas, es el Tesoro de Guarrazar, el cual está compuesto por joyas reales pertenecientes a los reyes visigodos. Te interesará saber que también encontrarás un tesoro similar. Se trata del Tesoro de Torredonjimeno.

No olvides observar detenidamente al Monumento Funerario de Pozo Moro, el cual data del siglo VI antes de Cristo. Por si fuera poco en el museo también podemos encontrar un finísima ejemplar de Mosaicos romanos, los cuales le reconfortarán la visión estética, así como algunas momias y sarcófagos pertenecientes al Antiguo Egipto que dejarán sorprendido y hasta atemorizado a más de uno. También vale la pena merodear su jardín exterior, donde una excelente reproducción del techo de la Cueva de Altamira lo espera.

Un paseo establecido por las diversas épocas de la historia, contemplando obsequios de diestros maestros de las ciencias artísticas, puede ser real en el Museo de arte antiguo y moderno Thyssen-Bornemisza. Por su forma cronológica, se empieza por el Renacimiento itálico hasta llegar al siglo XX. Ejemplares de Alberto Duero, Hans Holbein, Tintoretto, y Caravaggio, se pueden encontrar en la zona del Clasicismo. En las muestras del movimiento realista, Neoclásico y Rococó podemos maravillarnos con destacados como Max Beckmann, o Frans Hals. También nos ofrece muestras del cubismo y del Pop Art.

Y si desea visitar más de estos tesoros madrileños, hay un sin fin de ellos, como el Museo Nacional de Antropología, ubicado muy cerca del Parque del Retiro, específicamente en la Calle Alfonso XII. Este museo es el ejemplo que grafica el crisol de culturas en el mundo; las más de seis millones de especimenes que nos brinda el de Ciencias Naturales; o el de Lázaro Galdiano, que conserva en increíbles herramientas de orfebrería y artesanía de la histórica Península Ibérica. Sin lugar a dudas, hay mucho por descubrir.

Etiquetas: , , , , ,