Una de las obligaciones, entre muchas, que tienen las empresas es la de estar presente, ya sea como expositor o visitante, en el gran número de ferias que se celebran en las principales ciudades del mundo.

La empresa debe elegir aquella o aquellas ciudades en las que desea estar presente. El motivo suele ser, claro está, las posibilidades que le ofrece ese encuentro para dar a conocer su marca o producto y Madrid es hoy en día una de las ciudades del mundo que mayor número de ferias ofrece y, consecuentemente, destino elegido por muchas empresas que desean estar presentes en sus exposiciones generando lo que viene a denominarse como turismo de ferias.

Lo cierto es que la expresión no se aleja de la realidad, porque los números indican que cuando se produce una feria de esas que atrae a las masas, por decirlo así, no quedan habitaciones disponibles en la ciudad, o al menos en las zonas cercanas al lugar en el que se celebra la feria o en el centro de la ciudad. Las reservas en los restaurantes se disparan y la afluencia de nuevos y particulares turistas es evidente, repercutiendo positivamente a las arcas de las empresas y del municipio.

Es bien sabido que los empleados de estas empresas aprovechan este acontecimiento para hacer turismo, de ahí el término, por lo que una vez cierran el recinto y se dirigen al hotel, en lugar de descansar, volverán a la ciudad para conocer aquello que Madrid les ofrece.

¿Qué tiene Madrid que atraiga tanto para que se desarrolle el turismo de feria?

Madrid es una gran ciudad, capital de uno de los países más importantes de la Unión Europea y podríamos anticipar que la ciudad reúne todo aquello que necesita para que así sea. En primer lugar, una ciudad que quiera atraer al turismo de feria debe tener un recinto ferial capaz de albergar a gran número fe personas. En el caso de Madrid IFEMA es el exponente. Sin embargo, con esto no es suficiente, las infraestructuras de transporte son esenciales. Si va a venir gente de numerosos países, contar con un buen aeropuerto que tenga conexiones internacionales contribuirá de gran manera al éxito de la propuesta. Madrid posee el Aeropuerto de Barajas y con su nueva terminal T4 que cuenta con un gran número de conexiones internacionales es, hoy en día, uno de los principales aeropuertos del mundo.

Una vez resuelto el asunto del recinto y el transporte al cual incluimos la red de autobuses, taxis y metro capaz de llevar a los viajeros desde el mismo aeropuerto hasta el recinto ferial, lo siguiente es la oferta de ocio. Una vez hechos los negocios hay que salir y conocer. Bien, Madrid tiene de todo y nunca mejor dicho. Probablemente, en Madrid haya una de las mejores ofertas de museos que uno pueda encontrar en Europa. Restaurantes, teatros, cines, espectáculos recorren gran parte de las bulliciosas calles del centro de la ciudad que dotan de una vida especial, tanto de día como por la noche, en la que los tablaos flamencos y los distintos espectáculos musicales, así como discotecas hacen que el turismo de ferias sea una realidad.

Y si por ejemplo deseas disfrutar de la playa, y por ejemplo quieres conocer la ciudad de Valencia y sus costas, ¿qué mejor que hospedarte en los mejores hoteles en Valencia?