Quizá porque es la capital de España, porque se encuentra al alcance de muchos y son otros tantos los que día a día viven o trabajan allí, Madrid (ver hoteles en Madrid) pasa desapercibida como ciudad de reclamo turístico. Es cierto que no tiene playa, que en verano hace mucho calor y en invierno no deja de ser una ciudad fría. A hora punta el caos circulatorio es su principal característica y cientos de personas invaden sus calles estés donde estés. Pero pese a ello algo tiene que tener cuando es una de las ciudades españolas con la media de turistas más alta durante todo el año. Está a la altura de capitales turísticas como París (ver hoteles en París)

La pregunta que se hace todo turista cuando llega a una ciudad es ¿Y ahora qué puedo hacer aquí? Pues bien, en Madrid hay un montón de lugares que visitar. Conocer la ciudad puede llevarte unos días, debido a su gran amplitud pero para quien no haya estado nunca y quiera pasar unos días agradables y divertidos en Madrid le propongo la siguiente guía.

En primer lugar, y creo que sobre este tema no se puede abrir debate alguno, Madrid posee una de las mejores pinacotecas repartidas entre sus museos más significativos. El Museo Reina Sofía, El Museo Thyssen- Bornemisza, y como no el Museo del Prado. Entre los tres forman el llamado triángulo del arte y contienen una colección única de pintura española, italiana, francesa o flamenca. Me podría tirar horas y hora hablando de Las Meninas, de Goya, del Greco, de Rubens. Pero Madrid no acaba aquí y hay más cosas que ver, así que simplemente os recomiendo que visitéis estos tres museos únicos en el mundo y saquéis vuestras propias conclusiones.

Continuando con el recorrido, una vez en esta zona de Madrid podemos dar un agradable paseo por el Paseo del Prado y la Castellana, visitando el además de los citados museos el Real Jardín Botánico o simplemente admirando los palacios y las fuentes más representativas que se encuentran por los alrededores. Sin duda alguna Neptuno y Cibeles son dos buques insignia de la ciudad. Sin olvidarnos de los dos hoteles más lujosos de la capital española, el Palace y el Ritz. Aunque sea por fuera merece la pena observarlos.

Por el contrario puedes tomar otra dirección y visitar la Estación de Atocha, conservada de forma majestuosa. O simplemente ir al Retiro a dar un agradable paseo en barca y a la salida visitar otro de los símbolos más representativos de Madrid, la Puerta de Alcalá. Junto conla Puerta de Toledo y la de Hierro son las tres puertas que se conservan de la ciudad.

20070719095333-puerta-alcala.jpg

Llegado este momento el hambre puede arreciar tu estómago, así que para comer os propongo ir al centro de Madrid, es decir la Puerta del Sol y sus alrededores. En la Plaza Mayor podéis degustar un estupendo bocadillo de calamares o por el contrario buscar algún mesón donde os sirvan el típico cocido madrileño. Si preferís unos huevos fritos no hay mejor sitio que Casa Lucio. Y una vez finalizado este suculento homenaje no hay mejor manera que continuar el recorrido visitando el Madrid de los Austrias.

Después de ello, podéis acercaros a la Catedral de la Almudena y el Palacio Real para visitar la capilla en la que el Príncipe Felipe contrajo matrimonio, y dar un agradable paseo por los jardines de palacio. Además, no muy lejos de allí que la Latina, típico barrio madrileño en el que podéis tomar una buena caña con su respectivo pincho. Se trata, sin duda de uno de los barrios más castizos. Tiene un gran ambiente vayas el día que vayas y sea la hora que sea. Sin duda alguna el lugar adecuado para pasar una tarde entre risas.

Y llegada la hora de la cena, en Madrid hay una amplia gama de restaurantes aptos para todos los gustos y bolsillos. Desde los sitios más selectos como Zalacaín, La Broche o Horcher, hasta otros muchos con una relación calidad precio muy alta. Además, no te puedes ir al hotel a descansar sin antes tomarte una copa en alguna de las salas de fiesta de moda. Ya que si por algo es conocido Madrid es por su gran ambiente nocturno y la marcha de la ciudad.

No cabe decir que Madrid tiene mil y un sitos más que ver, La Gran Vía, La Plaza de Colón, La Plaza de España, el Templo de Debod o infinidad de sitios más que no puedo mencionar porque no tendría espacio forman parte de una de las capitales más bonitas de toda Europa. Pero sin duda alguna creo que el recorrido que os he mencionado puede ser agradable a la par que divertido, para pasar un día genial en una de las capitales europeas más bonitas. Esperemos que en unos años hablemos de ciudad olímpica porque esfuerzo, mejoras y dedicación han puesto para ello.

Etiquetas: , , , ,