HAY CIUDADES QUE MERECE LA PENA VISITAR MÁS DE UNA VEZ EN LA VIDA, PORQUE, CIERTAMENTE, LAS POSIBILIDADES QUE NOS OFRECEN COMO TURISTAS, NO CONOCEN LÍMITES. ESTO ES ESPECIALMENTE CIERTO EN EL CASO DE LAS CIUDADES MÁS IMPORTANTES DE CADA PAÍS, QUE SUELEN SER LAS QUE MÁS OPCIONES NOS APORTAN. ADEMÁS, SUELE OCURRIR QUE, EN CIERTAS ÉPOCAS DEL AÑO, LA VISITA TIENE UN TOQUE ESPECIAL QUE HACE QUE LA EXPERIENCIA SEA DISTINTA Y QUE, A PESAR DE QUE YA HAYAMOS ESTADO, NOS ENCANTE REPETIR DE NUEVO. ESTE ES PRECISAMENTE EL CASO DE MADRID, CAPITAL DE ESPAÑA, DE LA QUE YA HEMOS HABLADO EN ALGUNA OCASIÓN, PERO CON LAS NAVIDADES A LA VUELTA DE LA ESQUINA, ADQUIERE UNA NUEVA DIMENSIÓN QUE HACE QUE QUERAMOS CONVERTIRLA EN PROTAGONISTA DE ESTAS LÍNEAS EN NUESTRO BLOG.

CUALIDADES INHERENTES DE MADRID

Por si no habéis estado en la capital de España y tampoco habéis leído nada al respecto de lo que hemos escrito sobre ella en alguna ocasión, aquí os resumiremos de forma breve algunas de las bondades de Madrid. Una de ellas, que guarda relación con su extensión, es que con semejante tamaño, siempre tendremos algo que ver, y no sólo eso, si no que tendremos opciones que van desde lo más urbano en la zona céntrica, hasta lo más “de barrio”, con pequeños comercios, bloques de viviendas, parques, etc, en las poblaciones de las afueras. Por si eso no os basta, además, siempre nos gusta recalcar que la oferta de ocio cultural en Madrid se lleva la palma, porque la cantidad de obras de teatro, musicales, museos y espectáculos de diverso tipo, es algo que no conoce límites por su infinita variedad. Desde luego, en Madrid, el aburrimiento es un concepto que da la sensación de no figurar en los diccionarios.

LA NAVIDAD HACE ACTO DE PRESENCIA EN MADRID

Como ya dejábamos entrever al comienzo de este post, creemos que la ciudad que visitamos como turistas puede cambiar radicalmente según en qué época vayamos. Sin duda alguna, un buen ejemplo es el Madrid que podemos encontrarnos en la época de navidades, con un ambiente inmejorable y con más vida en sus calles que nunca. Os recomendamos esta experiencia, porque creemos que merece la pena pasar allí unas navidades. De verdad, no tiene nada que ver con la ciudad en otras épocas del año, y no os arrepentiréis de ello si vais a comprobarlo de primera mano.

Ahora bien, no tiene ningún sentido hacer las afirmaciones que hemos hecho arriba si no van acompañadas de algún ejemplo más concreto que den sentido a lo que decimos. Así pues, vamos a hablar de alguno de esos aspectos. Para empezar, en las navidades en general, con motivo de los festivos, en las distintas zonas de Madrid, suelen abrirse mercadillos de barrio con todo tipo de puestos. Para continuar, comienzan a darse exposiciones temáticas, como puede ser por ejemplo la tradicional y típica exposición de belenes. Por supuesto, la cosa no queda ahí, ya que para los más pequeños, tenemos los inmensos centros comerciales con una potente sección de juguetería, y el espectáculo de Cortilandia.

En cuanto a los días más señalados, como Noche Buena, Navidad, Noche Vieja, A ño nuevo y Reyes, las opciones aumentan. Por ejemplo, para los jóvenes, están las fiestas especiales organizadas en macro discotecas y pubs, donde la moda suele ser salir en traje estos días tan señalados. Una tradición muy típica en Madrid, es que, tras esas noches, se desayunen churros o porras con chocolate, bien sea en la calle si queréis acabar la fiesta de Madrugada, o bien sea en casa, con vuestra familia o amigos.

Vídeo de la inauguración de la navidad en Madrid:

Artículos relacionados:

- Conoce España en bicicleta con Bikester.

- Visita a Bilbao.

- Saborea Euskadi de una manera diferente.


Etiquetas: , , , , , , ,