Publicado por: María Belén-

Resulta impensable imaginar hoteles en Fuerteventura o bien los hoteles en Lanzarote si quieres disfrutar de los mejores hoteles de Canarias) sin la presencia de los chiringuitos, esos puestos sencillos y rústicos que ofrecen comida y bebidas a veraneantes y gente del lugar. Lo curioso es que el nombre de estos locales proviene de Sudamérica, de cuando se mezclaba el café y el azúcar de caña y al que se añadía luego, agua hirviendo. Esta bebida se llamaba ‘chiringo’, los campesinos solían tomarla durante su descanso y los puestos en los que se vendía se llamaron ‘chiringuitos’.

En 1913 se abrió en Sitges el primero de estos puestos con tal éxito que este concepto se extiende ahora en todas las zonas de playa de España. Si bien algunos ayuntamientos, con la intención de mejorar las playas, promovían la desaparición de estos quioscos o la posibilidad de sacarlos de la arena, el Ministerio español de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Fundación Biodiversidad, ha puesto en marcha una campaña veraniega para impulsar la implicación de los chiringuitos en la conservación del litoral.

Con la adhesión a un Decálogo de Buenas Prácticas, los puestos de playa se harán acreedores de un distintivo que les permitirá participar en los ‘Premios Chiringuitos Responsables’ que habrán de reconocer su labor a favor de la sostenibilidad de la costa española donde realizan su actividad.

El cumplimiento de este código de buenas prácticas supone, entre otras cosas, mantener la limpieza de las instalaciones y del espacio ocupado en la playa, promover su correcta utilización entre el público, minimizar el consumo de agua y energía, utilizar envases reciclables, comercializar productos ecológicos o locales y colaborar con las Administraciones en la conservación del litoral.

Hasta el momento, ya se han sumado más de 200 chiringuitos a lo largo del perímetro litoraleño español y se espera sean muchos más.

Foto: coffe break

Etiquetas: , ,