Con el objetivo de ofrecer un mejor servicio que se adapte a las necesidades de los casi 8 millones de viajeros anuales que llegan a Madrid, la capital acaba de estrenar una nueva Madrid Card, la tarjeta turística que permite sacar el máximo partido de la ciudad, de manera fácil y económica.

Con una imagen renovada, Madrid Card, ilustrada con los principales iconos de la capital, como la Plaza Mayor o la Gran Vía, reunifica sus servicios en una sola tarjeta a fin de optimizar sus prestaciones.

Con esta renovación se pretende situar al producto como un servicio imprescindible en tanto es una de las mejores formas de descubrir la ciudad por cuanto garantiza la comodidad de adquirir con anticipación, la entrada a las instituciones culturales de mayor demanda.

Permite el acceso a más de 50 museos y monumentos –entre los que se incluyen los del Paseo del Arte, el Cerralbo, el del Romanticismo, el Lázaro Galdiano, el Sorolla, el Jardín Botánico o la Real Fábrica de Tapices–, una visita guiada del programa Descubre Madrid, la entrada al teleférico y a los tours del Bernabéu, del Atlético de Madrid y de la Plaza de Toros de Las Ventas.

Según el número de días en los que vaya a utilizarse, se presenta en cuatro modalidades: tarjeta de 24 horas (1 día) 32 euros, 48 horas (2 días) 42 euros y 72 horas (3 días) 52 euros; se suma ahora, una de 120 horas (cinco días) 85 euros, a fin de incentivar el aumento de la estancia en la ciudad.

El servicio permite cierta flexibilización ya que el visitante tiene la posibilidad de disponer de una Madrid Card a su medida completando los servicios de las tarjetas con bonos adicionales que se ofrecen por separado (entrada al Parque de Atracciones, Zoo-Aquarium y Faunia).

Estas tarjetas de contenidos opcionales cuentan con un diseño especial y el servicio adicional que ofrecen puede disfrutarse en cualquier momento del año.

Los usuarios pueden beneficiarse, además, del acceso preferente a algunos de los principales museos y atracciones de Madrid, como el Museo del Prado, el Thyssen-Bornemisza, el Reina Sofía, el Palacio Real, el Museo de Cera o el tour del Bernabéu. Esta ventaja también se incluye en la entrada a los tres parques que se comercializa por separado.

La tarjeta también incluye descuentos en el resto de visitas turísticas y en una gran selección de tiendas, restaurantes, locales de ocio nocturno y en varias empresas de coches de alquiler. Dichos descuentos son válidos los 365 días del año y se solicitan presentando la tarjeta a la hora de realizar el pago.

Su uso es muy sencillo, sólo hay que personalizarla escribiendo el nombre del titular y la fecha en la que se comienza a usar y presentarla a la entrada de los lugares que se quieren visitar.

Y, como no podría ser menos, disfruta de Madrid con el AVE, o bien adquiriendo billetes de RENFE para poder disfrutar de lo mejor de Madrid.

Etiquetas: ,