Encajonada entre las sierras de la Peña de Francia y Gredos por el Norte, Sierra Morena por el Sur, los montes de Toledo y de Guadalupe por el Este y la fontera política de Portugal por el Oeste, la región consta de las dos mayores provincias de España: al Norte, Cáceres, atravesada por el Tajo y sus grandes embalses, de características mesetarias, y Badajoz al Sur, recorrida por el Guadiana y más a fin a la vecina Andalucía. Sometida a un clima extremado, escasamente favorecida por la lluvia, Extremadura basa su economía en la agricultura (en la que, a pesar de planes como el de Badajoz, sigue predominando con mucho el secano) y en la ganadería, en la que sobresale el ganado porcino y sobre todo, siguiendo la vieja tradición de la Meseta, el lanar trashumante.

Un árbol providencial, el alcornoque, sirve con su fruto, las bellotas, para alimentar las piaras de cochinos, a la vez que con su corteza proporciona un producto de exportación: el corcho. Alcornoques y cerdos forman parte del típico paisaje extremeño. Los corderos merinos y los jamones “serranos” (denominación de origen extremeño, aunque luego el prestigio mayor haya correspondido al Jabugo onubense) de Villanueva de la Serena y la Sierra de Montánchez gozan de un amplio y merecido prestigio.

Chacina, lomo, embutido,costillas, etc., conservados en aceite dentro de grandes orzas de barro, son una suculencia típica. Uno de los más importantes mataderos de España se encuentran en Mérida. Por lo que se refiere a la agricultura, el capitulo principal lo constituyen los cereales (trigo, cebada, avena), seguidos por el olivo, el tabaco, las hortalizas y el algodón.

La tierra-el barro-es elemento primordial para otra actividad extremeña característica y últimamente más lucrativa: la alfarería. Complemento indispensable de la matanza y de la falta de agua, los cacharros de Salvatierra, Segura y Arroyo de la luz alcanzan rango nacional con el botijo.

 

 

 

 

Información: Enciclopedia Atlas

Imagen: serrano, olivo, alfareria

Etiquetas: , , , , , , ,