Desde la antigua Edad Media el Camino de Santiago se ha convertido en una de las grandes vías de peregrinación del cristianismo. Anteriormente los cristianos tenían por tradición peregrinar a los lugares santos de Jerusalén y Roma, pero desde el descubrimiento en el lugar de los restos del apóstol se comenzó a realizar el camino.

Santiago de Compostela

Milagros, curaciones y apariciones en las guerras harán que se extienda su fama por todo el mundo y llevará a los creyentes a realizar el Camino de Santiago desde cualquier punto de Europa. Dadas las dificultades que entrañaba el trayecto, los Reyes, Papas y Obispos tomaron medidas de protección fundando hospitales y albergues así como templos y puentes a lo largo del recorrido para facilitar a los peregrinos el viaje. El 17 de mayo de 1.993 el Consejo de Europa declara el Camino de Santiago Patrimonio de la Humanidad.

A la hora de emprender el Camino de Santiago, nueve de cada diez peregrinos lo realizan andando, pero uno de cada diez lo suelen realizar montados sobre dos ruedas, o sea en bicicleta. Es una opción diferente, pero -claro- si vives lejos de Galicia es obvio que lo más recomendable es optar por los vuelos low cost online para situarte en un trayecto más o menos cercano. Para realizar la peregrinación a bordo de la bicicleta, se recomienda calma y sobre todo es esencial realizar una preparación física previa. Se puede hacer un plan de entrenamiento previo realizando cada día unos pocos kilómetros, aumentando progresivamente. No está de más visitar a un médico especialista que nos realice un chequeo y nos de los consejos oportunos. Una vez en forma, con un poco de entrenamiento ya podemos comenzar la peregrinación. Elegir la bicicleta adecuada también es importante antes de partir, aunque la decisión depende de la persona que lo realice. Puedes escoger una bicicleta híbrida ya que es la que mejor se ajusta a lo que es el trayecto del camino, pues los tramos fáciles los puede hacer por el camino y los de mayor dificultad por la carretera. Si eliges la bicicleta de carretera posiblemente sea más cómoda, pues casi todas acaban en la carretera, o bien la bicicleta todo terreno con la que podrás ir por los mismos caminos que recorren las personas de a pie.

El mejor momento y todo lo demás

camino santiago bici

 

imagen: aqui

En cuanto a cuál es el mejor momento para realizar el Camino de Santiago en bicicleta podríamos decir que son los meses de mayo, junio y septiembre, ya que el calor no es excesivo y los días son más largos. No obstante cualquier época del año es buena para realizar el camino, pudiendo optar igualmente por algunas ofertas de Rumbo.es si no deseas realizarlo en bicicleta. No obstante, en invierno se suele disfrutar más pues hay un menor número de personas, aunque el frío y la lluvia o incluso la nieve hacen que el camino sea más duro. Los meses de julio y agosto las temperaturas son mucho más altas y hay mucha más gente. Además los peregrinos que van a pie tienen preferencia sobre los que realizan el camino a caballo o en bicicleta, por lo que tendrás dificultades para por ejemplo encontrar plaza en algún albergue. También hay que tener en cuenta que en invierno muchos de los albergues estarán cerrados y que normalmente casi todos suelen abrir de mayo hasta octubre.

No olvides la credencial del peregrino y piensa en no cargar demasiado la mochila, ya que en más de una ocasión deberás de cargar al tirar de la bicicleta. Hay que tener en cuenta que podrás comprar sobre la marcha lo que vayas necesitando. Feliz Camino de Santiago en bicicleta.

Consejos para hacer el camino de Santiago

Santiago de Compostela, un casco histórico en La Coruña

Etiquetas: , ,