Hay lugares que tienen mucha historia y mucho encanto, y que merece la pena visitarlos, ya sea por todo lo que ha vivido, o porque es estéticamente hermoso. Hoy vamos a hablar de un punto emblemático de Madrid (conoce más información sobre la selección de vuelos baratos a Madrid). No es la mítica Cibeles, ni la famosa Puerta de Alcalá, pero está entre estos dos monumentos y se alza majestuosamente sobre la Plaza de Cibeles. Estamos hablando del Palacio de Correos, un lugar de lo más señorial,lleno de gente que viene y va, y lleno de experiencias y vivencias que merece la pena recordar. Si vas pronto a Madrid, y quieres saber más de este sitio, este es tu artículo.

Madridnight_053

Imagen: Felipe Terrón

El centro de las ciudades tiene lugares de lo más magníficos. Esto también ocurre con la capital de España, Madrid. Es un lugar lleno de monumentos, de sitios emblemáticos, donde da gusto pasear en compañía de nuestros amigos, de nuestra pareja o disfrutando en soledad de estos rincones con gran encanto. Por eso, si vamos paseando por el Paseo del Prado  en dirección a Plaza de Castilla, nos encontraremos con una plaza, la mítica plaza de Cibeles, donde la fuente se queda con toda la atención. Pero eso no es del todo cierto, el Palacio de Correos también invita a visitarlo, a tocarlo, a alcanzar esos rincones que parecen, en cierto modo, inalcanzables.

Majestuosa construcción

A pesar de su aspecto imponente, la primera duda que debemos despejar es que sí se puede visitar  el interior del Palacio de Correos. Es más, es un lugar de lo más visitado, no solo por los turistas, sino por los propios habitantes de Madrid, pues constituye un importante centro cultural que aporta diversas exposiciones a lo largo del año. Claro está, antes de todo eso, tenemos que pasar un pequeño control pasando nuestras pertenencias por un escáner que está situado a la entrada.

Una vez hayamos pasado el escáner, nos encontraremos ante un mundo completamente nuevo. El aspecto de este Palacio por dentro, efectivamente, es el de la oficina de Correos que antiguamente era. De hecho, en el exterior de los edificios, todavía hay una pared totalmente funcional, con distintos buzones, que indicaban diferentes destinos, según a donde queríamos mandar las cartas.

20110717 Palacio de Correos 006-2

Fotografía tienesplaneshoy.blogspot.com.es

También se da un aire a estación de tren, por las diversas taquillas que hay en ese extenso y amplio pasillo. Es de lo más majestuoso. En esa misma planta, además, disponemos de largas mesas, y unos cómodos sillones donde, día a día, puedes leer los distintos periódicos del día. Te puedes sentar en esos lugares, y pasar el rato, o hacer un trabajo en grupo, o cualquier otra actividad. También podemos tomar un café en la cafetería que hay en esa misma planta. Seguro que nos sabrá a gloria, así que hay que disfrutar del momento.

Si vamos subiendo, tenemos dos opciones. Hacerlo por el ascensor, o por las escaleras. Si nos es posible, y nuestra constitución física nos lo permite, te recomendamos la segunda opción, porque las escaleras, en forma de caracol, tienen un aspecto de lo más imponente, a pesar de su colorido. Además, las vistas de la Plaza de Cibeles desde las cristaleras es magnífica.

En las distintas plantas podemos disfrutar de las exposiciones temporales que allí se alojan. A veces tiene que ver con la historia del Palacio, de las obras y de las remodelaciones por las que ha pasado, y en otras, con la historia de Madrid. Suelen ser de varios tipos, y podemos empaparnos del aspecto cultural de la ciudad. Y si todavía tienes tiempo, debes pasarte por el mirador. Será una visita de lo más corta, pero merecerá la pena, porque las vistas, quitan el aliento.

Y recuerda que si quieres moverte por Madrid, puedes optar por las diferentes ofertas de billetes de tren online.

embedded by Embedded Video

YouTube Direkt

Y si quieres saber de otros lugares de España…

Fuente de imágenes: ojodigital, tienesplaneshoy