Paisaje natural de las Rías Bajas, su litoral recortado de playas, ensenadas, islotes y caletas, fue llamada por el griego Ptolomeo, en el siglo II, el “país de los Dioses”, quizá porque el clima de su costa es suave y templado, con el mayor número de días de sol al año de la costa atlántica europea. En el interior, montes, tierras altas, y el Condado, comarca de vino afamado.

La Pontis Veteris del siglo XII es monumental y apacible, con una notable arquitectura burguesa y popular de los siglos XV al XVIII.  Sobresalen galerías y soportales en estilo gótico, renacentista y barroco.  A través de sus soportales hallará la  iglesia de San Francisco, en gótico ojival, y la  de  la Virgen Peregrina –de planta circular y fachada curva-, patrona de la ciudad. En la vieja plaza de la Leña y ocupando varios edificios interesantes, está el museo Arqueológico Provincial; alberga el tesoro prehistórico de Golada, tablas flamencas y castellanas y una buena colección de azabachería compostelana.

Destacan también las ruinas de Santo Domingo, en el extremo norte de la Alameda, y la iglesia de Santa Clara. A seis kilómetros, por la carretera nacional  que conduce a Vigo, busque la indicación del lago Castiñeiras, rodeado de pinares y eucaliptos. Desde el mirador de Cotorredondo, disfrutará de una hermosa panorámica.

A partir de la capital, esta ruta sigue la costa en dirección al litoral coruñés. Si viene de allí, comience en sentido contrario. Antes de llegar al primer destino, deténgase en el monasterio de San Xoan de Poio, donde, al caer la tarde del sábado los monjes cantan una preciosa Salve.

Disfruta de Pontevedra hospedándote en los mejores hoteles baratos, y viajando con las mejores ofertas que te ofrecen las agencias de viajes más importantes.

Etiquetas: , ,