El pan, presente en nuestra mesa de cada día, se remonta a tiempos inmemoriales, forma parte de nuestra de nuestra cultura alimenticia y también de la religiosa en tanto Cristo se representa como ‘el Pan de Vida’.

La presencia del pan en otras culturas, sus variedades, sus procesos de elaboración y su elaboración a lo largo de la historia son aspectos que, en líneas generales, desconocemos y que resulta sumamente interesante conocer.

Partiendo de esta premisa y dentro de su política turístico-cultural, la Diputación de Valladolid, se impuso la creación de un museo dedicado al pan en consonancia con su política turístico-cultural y con el doble objetivo de dar a conocer mejor este alimento como determinante del paisaje, generador de riqueza y cultura y elemento básico de la dieta diaria por un lado y, por el otro, para  que el pan de Valladolid trascienda las fronteras de la provincia y sea más conocido.

El Museo del pan, que está ubicado en un edificio adosado a la restaurada Iglesia de San Juan, en la localidad de Mayorga de Campos, pretende dinamizar la comarca y ser un elemento más para potenciar el turismo y la cultura. Es además, un proyecto didáctico donde el visitante no será sólo un espectador pasivo de la historia, sino que está invitado a participar poniendo, literalmente, las manos en la masa.

Para ello dispone de un obrador real donde con harina, agua, sal y levadura podrán elaborar divertidas figuras en talleres y degustaciones. Un aula didáctica y una tienda completan el interesante recorrido.

Etiquetas: ,