Extremadura, patria chica del gran Zurbarán y del “divino” Morales, que es poco favorecida en bienes materiales, pero es rica en Historia. De las dos capitales, es Cáceres la que en este terreno ofrece los mayores atractivos, empezando por sus murallas almohades y siguiendo con el conjunto arquitectónico de la Ciudad Vieja, compuesto por austeros palacios y casas nobiliarias medievales de alto poder evocador, que te arrastra desde el primer momento. No obstante, se convierte en un buenísimo lugar para realizar escapadas en familia.

Algo semejante cabe decir de Trujillo, de reliquia histórica asombrosa, patria de tantos conquistadores, sin olvidar a Coria y Plasencia, lugar de este último que cuenta además con una interesante catedral de estilo románico – gótica. Los monasterios de Yuste, Alcántara y, sobre todo, Guadalupe (en el que se halla la bellísima Apoteosis de San Jerónimo, de Zurbarán) y su virgen, patrona de la Hispanidad, merecerían capítulo a parte, pues hablar de ellos es hablar de toda una época sin precedentes.

En tierras de Badajoz, en la Ruta de la Plata, Mérida, fundada en 25 a. de C. por Augusto con el nombre de Emerita Augusta, guarda de su glorioso pasado en conjunto monumental impresionante: el anfiteatro romano, el teatro mandado a construir por Agripa, el arco de Trajano, estanques y acueductos, el puente sobre el Guadiana

Al norte, cerca de la frontera, Alcántara tiende sobre el Tajo otro ipresionante puente romano. Y aún quedan lugares de tanto interés como Medellín ( en donde por cierto, nació Cortés) Zafra, Olivenza y Jerez de los Caballeros. Lugares asombrosos, que necesitan su tiempo para conocerlos profundamente, pero que de primera vista llegan a conquistar.

Informacion: Atlas Enciclopedia

Imagen: Flickr

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,