Es época de vacaciones y ya estamos ansiosos esperando que llegue el día en que comienzan las nuestras. Claro que también nos preguntamos cuál sería el mejor sitio para elegir. ¿Qué mejor que disfrutar de la Costa Blanca y de sus paisajes inolvidables?

COSTA BLANCA. ALICANTE. Puerto deportivo.

Si necesitamos pasar unos días serenos, en la provincia de Alicante tenemos para escoger entre más de 100 playas tranquilas, escondidas entre acantilados. Y si somos de los que preferimos la montaña al mar, Alicante nos ofrece sus  montañas, con fuentes naturales, cuevas con lagos interiores y cascadas.

COSTA BLANCA. ELCHE. Palmeral.

En la Costa Blanca, al sur, no podemos dejar de visitar El Palmeral de Elche que, además de ser exótico, es Patrimonio de la Humanidad.

Por supuesto que, en las vacaciones, aprovechamos para comer mejor y con más tiempo disponible. Así es que la buena gastronomía no es un detalle menor. En la Costa Blanca podremos saborear, entre otros manjares, desde buenos calderos hasta arroces, olleta y los nísperos de Callosa pero cabe destacar un plato exquisito: la gamba roja de Dènia.  Además, Denia se destaca también por su típico casco urbano y por la belleza de sus playas.

COSTA BLANCA. Gamba roja de Denia, elaborada por Quique Dacosta en El Poblet.

La paradisíaca Costa Blanca posee sitios y actividades para todos los gustos. Si nos decidimos por Jávea podremos gozar de buena variedad de playas de aguas transparentes a lo largo de sus 25 km. de costa.

COSTA BLANCA. JÁVEA. Vista desde el Mirador de La Falzia.

Jávea posee una increíble belleza natural. Aquí no podemos perdernos de recorrer las diferentes rutas ecoturísticas que atraviesan el Parque Natural del Montgó, el Parque Forestal de la Granadella y la Bahía del Portitxol. Demás está nombrar a cabo de la Nao ya que es uno de los accidentes geográficos más característicos de toda la costa mediterránea española.

COSTA BLANCA. Faro del Cabo de la Nao.

En Jávea tampoco podemos desaprovechar la oportunidad para practicar algo de deporte acuático que puede ser sky, piragüismo,  windsurf o motos acuáticas.

COSTA BLANCA. MARINA BAIXA. BENIDORM.

Otra visita casi “obligatoria” es Benidorm (hoteles en Benidorm). Si queremos un poco más de movimiento, Benidorm es ideal porque es una ciudad cosmopolita que no descansa jamás. Nos propone variadas actividades para no aburrirnos en nuestros días de ocio y deportes para todas las edades. Obviamente, sus playas excelentes nos ofrecerán todos los servicios necesarios ya que la urbe gira en torno al mar y a sus playas. Si pasamos por Benidorm no podemos dejar de visitar el llamado “Balcón del Mediterráneo”, nombre que se ha ganado merced a las fabulosas vistas que ofrecen las ruinas de su Castillo.

En fin, la Costa Blanca, con múltiples propuestas turísticas y sitios de belleza única, es un sitio más que especial para pasar unas vacaciones inolvidables.

También destaca Salou, por ser otro de los lugares maravillosos a disfrutar en este verano. No te olvides que a su vez puedes encontrar excelentes hoteles en Salou con los que disfrutar plenamente de tus vacaciones de verano.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,