¿Alguna vez pensaste en visitar Brihuega? Probablemente no sea uno de tus destinos primordiales, pero sin duda es una excelente opción. Sólo déjanos contarte qué es lo que podrás ver y hacer aquí y estamos seguros de que te encantará. Por si no lo sabías, el pueblo de Brihuega se encuentra en la provincia de Guadalajara (ver hoteles en Guadalajara), en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, obviamente en España.

¿Sabías que esta impresionante villa se encuentra encima de un altiplano? Sí, precisamente  en la vega del Río Tajuña y está muy cerca de la capital provincial, a tan sólo 32 kilómetros.

No piensen que Brihuega es una localidad pequeña, pues agrupa a diferentes pequeños lugares que se encuentran conectados con el municipio principal. ¿Quieres conocer cuáles son? Entre ellos tenemos a Archilla, Balconete, Cívica, Castilmimbre, Fuentes de la Alcarria, Malacuera, Olmeda del Extremo, Hontanares, Yela, Valdesaz, Villaviciosa de Tajuña, Pajares, Tomellosa y Romancos. No queda duda alguna de que Brihuega es una de las villas más atractivas y pintorescas y no estamos hablando únicamente de las villas de Guadalajara, sino también de toda Castilla. Te interesará saber que este destino que te proponemos se caracteriza por su increíble historia y arte, así como también por los pueblos que la rodean.

Si estás interesado en visitar el lugar, podrás hacer el viaje de ida y vuelta desde Madrid en tan sólo un día. Créenos que es tiempo suficiente para poder visitar la población y los lugares que la rodean. Sin embargo, una vez que llegues al lugar, querrás pasar más tiempo en éste y sin duda, terminarás por alargar tu estadía en Brihuega. Un recorrido muy interesante que puedes tomar es a través de la carretera de Madrid a Zaragoza. Luego de haber dejado Guadalajara, recorre cerca de 15 kilómetros y encontrarás el pueblo de Torija, caracterizado por la maravillosa silueta del castillo y una torre cuadrada de la una iglesia construida en el siglo XVI. Después, podrás continuar el recorrido cruzando la Meseta de la Alcarria y entre los inmensos manchones de robledales, encontrarás el pequeño pueblo de Fuentes de la Alcarria.

Una vez que hayas atravesado los lugares ya mencionados, aparecerán en la carretera curvas muy rápidas, llevándote a una pequeña población rodeada de murallas aportilladas. Ahí también vale la pena visitar las magníficas iglesias que sobresalen por encima de la casería. Llegando a Brihuega, podrás ver los anales patrios y disfrutar de un ambiente cálido y atractivo.

Etiquetas: , , , , , ,