¿Sabías que el municipio costero de Castro Urdiales, se encuentra en el extremo oriental de Cantabria ? (ver hoteles en Cantabria)  Sí, y seguramente te interesará saber que sus límites son: la provincia de Vizcaya por el este, el municipio de Liendo por el oeste y Guriezo por el sur. ¿Ya te ubicaste? Si aún no lo haces no te preocupes pues te seguiremos dando información para que puedas llegar hasta aquí sin inconveniente alguno. Castro Urdiales se encuentra a 75 kilómetros de Santander, y a 35 kilómetros de Bilbao. Ahora si ya no hay excusas para no saber dónde nos encontramos geográficamente!

Es importante recalcar que Castro Urdiales actualmente, es el tercero más poblado de toda Cantabria, luego de Santander y Torrelavega. ¿Lo sabías?

Hoy en día, el conjunto monumental de Castro Urdiales, es conocido como Puebla Vieja y tiene un origen medieval. En el año 1978, fue declarado Conjunto Histórico Artístico, gracias a su abundante patrimonio de monumentos históricos.

Entre los lugares más atractivos de Castro Urdiales, tenemos la Iglesia de Santa María de la Asunción, de estilo gótico. Es importante mencionar que fue construida en el siglo XIII y finalizada en el siglo XV, bajo la protección del Rey Alfonso VIII de Castilla. El templo, se encuentra formado por tres naves y en la parte interior, podemos encontrar imágenes de la Virgen Blanca y del Cristo Yaciente. Asimismo te contamos que por su importancia y belleza, en el año 1931, fue declarada Monumento Nacional! Cuando ingreses al interior de este monumento notarás que tiene un estilo gótico debido a que presenta amplias naves, bóvedas muy elevadas, contrafuertes que soportan el edificio y arbotantes. Como es de esperarse, este templo religioso sirve para rendir culto católico y pertenece a la parroquia de Castro-Urdiales.

Por otro lado, tenemos el Faro y el Castillo, ubicados en el casco antiguo de la ciudad, justo al costado de la Iglesia Gótica de Santa María. Ambos fueron construidos durante los siglos XIII y XIV y cuentan con una planta pentagonal. Un dato curioso que seguramente te interesará es que la primera vez que se encendió el Faro fue el 19 de noviembre de 1853, mientras la reina Isabel II se encontraba al poder. En un principio, contó con un sistema de alumbrado que constaba de una lámpara de aceite y alrededor de ella, giraban dos lentes verticales con un filtro de color rojo. Este sistema funcionaba gracias a una máquina de relojería. Fue después que se cambió la lámpara de aceite por una lámpara de Maris y posteriormente, en el año 1919, se procedió a utilizar un sistema eléctrico. Sin duda un monumento muy peculiar y con mucha historia que te impresionará!

Etiquetas: , , , , ,