La continuación de nuestro gran Camino de Santiago continúa por las tierras de Triacastela y Sarria, dos pueblos mágicos llenos de tradición, viñedos y todo tipo de recorridos culturales. La gran Catedral de Sarria ofrece misas y peregrinaciones en las que se puede participar para tomar contacto con la tradición religiosa de la zona. Se realizan bellas danzas y música al aire libre para las celebraciones de navidad, carnaval y semana santa.

También desde Sarria podemos contratar un tour hacia el vecino pueblo de Samos, donde podremos visitar grandes castillos y antiguas construcciones de la época medieval. Su encanto también nos llevará hacia la plaza de Samos donde podremos disfrutar de la feria artesanal y rural del pueblo. Allí encontraremos las mejores alfombras y tejidos artesanales, hermosos abrigos hechos a mano y los mejores objetos para regalar. También en la feria se sirven las mejores empanadas y bocados de carne rellenos, dulces de membrillo y cacao caliente.

Desde Samos continuamos con la caminata por la ruta durante dos días o bien con un trayecto en bicicleta durante un día para llegar a Portomarín, la tierra de los castillos. Es imperdible subir al Mirador de Portomarín donde tendremos una privilegiada vista de la ciudad. Aquí podemos contratar un recorrido por los mejores castillos de la zona para conocer su historia y sus antiguos edificios y luego avanzar hacia Palas de Rei, donde podremos conocer los campos de moras y detenernos en cualquiera de sus posadas familiares. Se pueden conseguir habitaciones en casas de familia a muy bajo costo y con una calidez especial. Recomendamos no dejar de probar el aguardiente de Portomarín y el exquisito vino de la Ribeira Sacra.

Etiquetas: ,