Cuando uno está de vacaciones, la pregunta por qué hacer después de las horas de sol, agua y hoteles en Conil).

Ciertamente, es más que un mito popular el hecho de que cuando se está en la playa, el agua, las caminatas en la arena, la “pelea” contra las olas y el viento, despiertan el apetito. Por eso la gastronomía y las propuestas variadas de un destino turístico son fundamentales.

Y en las Calas de Conil, un lugar muy recomendable para conocer y deleitarse con sus platos es la zona del puerto, justo donde desemboca el Río Roche. Allí se pueden encontrar los productos más típicos de la zona y más, y a precios accesibles y acordes a cada bolsillo. Así, recorrer sus restaurantes y bares es una tarea placentera. También en Urbanización Roche hay muy buenos lugares.

Una consideración que se debe tener en cuenta es la siguiente: hay en Conil dos zonas bien diferenciadas de Calas: por un lado, se encuentran las “Calas de Levante”, y por el otro las de “Roche”, ‘ también conocidas como “Calas de Poniente”.

En el caso de las primeras, ocupan la superficie que se extiende desde el puntalejo, justo al final de la bonita Fuente del Gallo, hasta la mencionada con anterioridad, Cala del Aceite.

Por su parte, las calas de Poniente se extienden desde la zona del puerto pesquero hasta la Urbanización Roche, zona en donde recomendamos visitar el magico “Faro de Roche”. Y después de disfrutar de algunas de las mejores calas de Conil, siempre puedes encontrar hoteles baratos en los que disfrutar del descanso merecido.

Etiquetas: