En Calas de Costa Brava hay una cala en particular a la cual se llega luego de estacionar el automóvil en el parqueadero de la Platja Castell. Se trata de la Cala Estreta.

Lo cierto es que ésta Cala está un tanto aislada, y quizás sea éste su aspecto más bonito, ya que el paisaje es sumamente exótico para conocer.

Allí, la arena es dorada y algo gruesa. Es una playa ideal para aquellos que cuentan con embarcaciones propias, de recreo, ya que una vez ancladas en el lugar disfrutar de las aguas cristalinas y transparentes se vuelve una cuestión fundamental.

Y como dijimos, para llegar a Cala Estreta hay que hacerlo a pie, dejando estacionados los vehículos, ya que el acceso está cerrado para automóviles en verano. Cabe señalar que son entre 20 y 30 minutos de caminata hasta el agua.

Y una vez allí, la virtuosidad del paisaje sorprende: por sus murallones de roca irregular, y la estrechéz de su franja costera, de allí el nombre de la cala: son sólo 7 metros de arena, de ancho, en la parte más ancha.

Con respecto a la profundidad que allí alcanza el agua, es muy poca, por eso toma unos colores muy bonitos, azulinos, turquesas, muy puros.

Además, es una playa mixta, es decir, en donde pueden bañarse tanto aquellos que practican el nudismo como quienes son más pudorosos y visten trajes de baño. Para ambos grupos hay sectores específicos, estando las playas nudistas un tanto más aisladas que la anterior.

No obstante, siempre puedes hospedarte también en otros hoteles en Cascais o incluso hoteles en Calpe, en caso de que optes por otros lugares inolvidables, excelentes y maravillosos de España.

Etiquetas: , , ,