El castillo real de Alcázares Reales de Sevilla están de lo mejor y valen la pena visitarlo. Primeramente esté palacio era un fuerte de los moros. Los de Almohades fueron los primeros en construir esté palacio. Esté tipo de arquitectura es de lo más nuevo al estilo mudéjar. Las siguientes personas que reinaban o vivían allí fueron agregando sus propias cosas a Alcázar. Los pisos de arriba de Alcázar Reales de Sevilla aún son usados por la familia real pues está es todavia la residencia real de Sevilla. También está es administrada por los de Patrimonio Nacional. Y qué mejor que, después de un día de turismo, descansar en algunos de los muchos hoteles que podemos encontrar en Sevilla.

Flickr

Te encontrarás el Patio de las Doncellas en donde existe una leyenda. Está leyenda dice que los moros exigían a 100 mujeres virgenes cada año como tributo de los reinados cristianos en Iberia. Esta historia sería un poco inventada para ser un mito pues se uso para iniciar el movimiento de la Reconquista. Aunque se hubo algunos casos en donde existía abuso sexual a las mujeres cristianos por parte de los Moros. La parte baja del patop fue construida por Pedro I y también hay ciertas inscripciones donde Pedro I se dice un sultan.

También están los Baños de Doña María de Padilla. Aquí hay tanques para el agua de lluvia debajo del Patio del Crucero. Éstos tanques fueron nombrados después de María de Padilla la amante de Pedro El Cruel. La historia de ellos es que Pedro se enamoró de María y mandó matar a el esposo de ella. María nunca quería que Pedro la quisiera y un día decidió poner aceite hirviendo sobre su cara para desfigurarla. Pedro no volvió a buscarla y ella se convirtió en monja.

Por último podrás ir a la casa de contratación donde se llevaban todos los asuntos de trabajo pues allí intercambiaban cosas.

No te olvides que Sevilla cuenta con algunos de los más interesantes hoteles económicos de toda Andalucía.